El espejo

Cartel-El-espejo1

Tema: “El espejo”
Lugar: Seu Universitaria de la Marina – Benissa
Fecha exposición: del 21 de septiembre al 19 de octubre de 2018.

Lista participantes:

Nuria Franch
Cristina de María-Tomé
China Moon
Andrea Bertolesi
Elvira Mahiques
Mili Sánchez
Karmen Miguel
Raquel Misdriel
Mª Eugenia Vázquez
Carmen Sánchez
Valerie Moeyensoon
Nuria Martínez
Artistas invitados:
Laura Cortijo
Yolanda Mediavilla
Performance: Esmov.

 

Reflexiones sobre el espejo en el arte.

El ser humano desde siempre ha sentido fascinación por la duplicación ilusoria de la realidad por medio de superficies reflectantes. De hecho, la misma historia del arte se ha visto como espejo que refleja la historia del mundo.

Quizá de todas las disciplinas artísticas, la más cercana al espejo sea la fotografía, por su naturaleza de mímesis (imitación de la naturaleza), así como por su estructura mecánica que incluye un espejo.

La palabra espejo viene del latín “speculum”  del verbo “specio” que significa “mirar”. Así pues se asocia este objeto tecnológicamente con el sentido de la visión y el acto de la mirada.

Se puede decir que el ojo es el primer espejo que capta la luz y al mismo tiempo refleja una realidad, pero ya cubierto de una subjetividad e interpretación personal.

En el acto de mirarnos al espejo aparecen el original y su doble, cada uno dependiente del otro. El ser que se observa cara a cara con su yo virtual, ha sido un tema muy representado en el arte, sobretodo cuando se trata el autorretrato (primera propuesta de la Figuera). El espejo hace posible esa mirada introspectiva, como manifiesto de la individualidad y como instrumento de auto observación.

La metáfora del reflejo constituye un punto de partida de muchos trabajos que se presentan en esta exposición. Descubrimiento, identidad, proyección, cambio, engaño, son algunas de estas visiones.

En estos tiempos de egolatría y fetichismo de la imagen, el espejo, al igual que la fotografía, se postula como el instrumento interactivo por antonomasia.

Tal vez nunca se llegue a una respuesta definitiva frente al enigma de la ilusión y virtualidad especular, lo cual constituye precisamente lo fascinante de los espejos.