El agua

Agua-la-figuera-la-marina-alta-artistas

Tema: “El agua”
Lugar: Casal de la Música – Gata de Gorgos
Fecha exposición: del 14 de diciembre al 4 de enero de 2019.

Lista participantes:

Cristina de María-Tomé
China Lausido.
Carmen Sánchez
Andrea Bertolesi
Elvira Mahiques
Mili Sánchez
Karmen Miguel
Raquel Misdriel
Mª Eugenia Vázquez
Valerie Moeyensoon
Nuria Martínez
Cecilia Innes

Susana La Plana
Laura Cortijo
Yolanda Mediavilla

Artistas invitados:
Karsten Ramser
Las Tricotorras

 

¿QUÉ NOS DICE EL AGUA?

El agua parece proporcionar una vía elemental para conocer el mundo, para sentirlo físicamente, para aproximarse a la acuosidad de todo lo que nos rodea. Es por ello que en todas las culturas haya sido un vehículo expresivo de representación y reflexión.

Se manifiesta de diversas formas; como piedras de granizo, copos de nieve, niebla, nube, gota, arrollo, río, mar u océano. Es dulce y salada. Sólida, líquida y gaseosa.

Es un elemento, un compuesto elemental y una fórmula simple de complejas dimensiones.

Se eleva y cae, se evapora, siempre en continuo movimiento, y cuando este se calma el agua se vuelve espejo, es el poder del reflejo que nos lleva a la imaginación pero también a la conciencia.

El agua nos invita a una exploración intelectual, lúdica, espiritual y emocional de este rico legado simbólico y cultural acumulado a lo largo de siglos, en todas las culturas que han compartido la fascinación por su movimiento y propiedades. El agua también es la representación de lo emocional.

Pero si el agua ha sido uno de los temas principales sobre el que reflexionan los artistas es en gran medida debido a su vínculo con la vida y con la muerte.

Sentimos su pulsión en nuestro interior. Es el elixir de la vida pero también en exceso o ausencia proporciona una muerte segura. -ahogarse o morir de sed-

Somos aga en 3/4 partes de nuestro cuerpo, exactamente igual que el planeta. La tierra, el planeta azul, es el planeta del agua.

Desde la década de 1960 la ecología ha aportado contenidos éticos y políticos a muchas obras de arte, queriendo llamar la atención sobre las desigualdades del sistema de reparto y la crisis medioambiental que afecta a este bien común (ahora el plástico es uno de los problemas más visibles y acuciantes). Se dice que las guerras del futuro serán por el agua.

Las producciones artísticas constituyen en estos tiempo un importante medio de agitación social y de concienciación de la opinión pública, al tiempo que contribuyen a enriquecer y actualizar nuestra cultura del agua.

Decía Jacques Cousteau: “Olvidamos que el ciclo del agua y el ciclo de la vida son uno mismo”.